Llegan nuevas noticias y novedades para el sector de la logística del frío, la investigación tecnológica nos trae la congelación Isocórica, una innovadora forma de congelar alimentos que trae consigo un ahorro energético considerable.

¿Qué es la congelación Isocórica?

Hasta ahora para la congelación de los alimentos se ha empleado la técnica de la congelación isobárica, que se produce mediante una presión atmosférica constante. Cumple sus funciones, pero se requiere mucha energía para su empleo.

Con el cambio climático y el gasto económico que supone la energía en la actualidad para la industria, se ha buscado una nueva alternativa, que cumpla la misma función pero que reduzca los gastos, y sea más respetuosa con el medio ambiente. Se ha conseguido; ha llegado la congelación Isocórica que además de cumplir su función, se consigue reducir hasta un 70% en gasto energético.

Los estudios científicos comenzaron en la Universidad de California-Berkeley, en el año 2005, desarrollándose concretamente para transportar órganos de trasplantes, células y tejidos.

El éxito fue tal que se propusieron incorporar este nuevo método de congelación en alimentos, comenzando las pruebas en el laboratorio en 2017.

Pero, ¿en qué consiste la congelación Isocórica?

La congelación Isocórica consiste en el almacenamiento de los productos en un recipiente sellado, realizado en plástico duro o metal, que se llena de un líquido similar al agua.

Mientras que la congelación Isobárica la comida se expone al aire y se congela sólida a temperaturas inferiores de 32 º F, la Isocórica conserva la comida sin transformarla en un bloque de hielo sólido, lo que además de ser más rápido, requiere de mucha menos energía y hace que la calidad de la comida se mantenga intacta, pues estando sumergida en líquido no hay peligro de que se cristalice el hielo.

Toda una revolución que pronto se instalará en nuestros sistemas de logística del frío.

En Frostpoint estamos al tanto de todas las novedades sobre logística del frío, y a su disposición para transportes nacionales en productos congelados.

No sabemos a ciencia cierta cómo serán aún estas navidades, pero es indudable que, en mayor o menor grado, podremos reunirnos y disfrutar de las cenas y almuerzos propios de estas fechas. A distancia, en pequeños grupos, sean almuerzos, meriendas o cenas, de igual manera, habrá que estar prevenidos, tal y como venimos haciendo cada año muchos de los que optamos por hacer la compra de productos típicos navideños con una determinada antelación. 

Adquirir ahora los productos que utilizaremos durante la celebración de las comidas de Navidad sólo conlleva ventajas y mucho más aún cuando la actualidad manda en materia de horarios, desplazamientos, aglomeraciones e incluso precios, con motivo de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19.

Es ahora, por tanto, un excelente momento para hacer nuestra previsión y planificación de gastos de cara a las próximas navidades. Llenar la despensa y el congelador nos ahorrará más de un quebradero de cabeza.

Comprar de esta forma es una opción que no solo beneficiará a nuestro bolsillo, la calidad de los productos merma en muchos casos, los precios suben en muchos otros y el aumento de la demanda sólo provoca colas, aglomeraciones, estrés e incluso llegar a tener que conformarnos con productos que no son los deseados ante la falta de existencias propia de estas fechas.

bearfotos – Freepik

Mariscos, caldos, carnes, dulces, embutidos y pescados forman gran parte de nuestra dieta navideña. Saber conservarlos será la clave del éxito de los ágapes y comidas que queramos preparar durante las próximas semanas.

En este sentido, al margen de nuestra despensa, será fundamental saber cómo debemos conservar en frío los alimentos que adquiramos con anterioridad. Congelar productos de forma correcta y seguir el proceso de descongelación adecuado hará que nuestras comidas navideñas mantengan sus cualidades nutricionales y, al mismo tiempo, podamos consumirlas de manera segura.

Aquí no sólo entran en juego las pautas a seguir para congelar y descongelar en casa alimentos frescos comprados con anterioridad. Todos sabemos ya en mayor o menor grado cómo debemos proceder a la hora de mantener la cadena de frío del mercado a nuestros domicilios. También tenemos claros consejos para congelar en tiempo y forma y, posteriormente, descongelar sin que los alimentos se deterioren o pierdan sus características nutricionales. Pero, no obstante, otra de las opciones de compra que más nos planteamos en estos momentos de alarma sanitaria y restricciones, es la adquisición de productos previamente congelados, es decir, aquellos que van “de las cámaras de congelación a su frigorífico”.

Este es el lema de Congelados en Casa, plataforma de e-commerce formada por distintas empresas del sector de frío con vocación de ser una ventana digital a los productos de máxima calidad al alcance de clientes finales.

El consumo de productos congelados creció un 39% durante el confinamiento, aunque según la consultora Nielsen, su consumo ya había aumentado en 2019. Es decir, esta opción de compra se ha convertido en la gran aliada de nuestras cocinas.

Igualmente, la adquisición de productos online es uno de los recursos al alza que nos deja esta pandemia, con un crecimiento del 75% durante los meses en los que se implantó el Estado de Alarma. Una opción que, además, en el caso de la alimentación, ha llegado para quedarse ya que uno de cada cuatro consumidores afirma que seguirán usando este canal para realizar sus compras.

Optar por adquirir productos congelados para estas navidades parece que se presenta, por tanto, como uno de los modelos de comportamiento que más se repetirán entre los consumidores.

Las nuevas conductas adquiridas durante este periodo de crisis sanitaria, la falta de información sobre las actividades, formas de reunión o la movilidad que tendremos para las próximas fiestas, la incertidumbre, el miedo… convierten la compra de alimentos congelados en una de las prácticas que, sin lugar a dudas, arrasará en las estadísticas sobre consumo que se generen en los meses venideros dadas las facilidades y garantías que nos ofrece.

Además, para facilitar la compra de estos productos y convertirnos en los reyes de cualquiera de las celebraciones que nos permitan llevar a cabo esta Navidad, desde aquí os ofrecemos una serie de recomendaciones directamente seleccionadas de la plataforma Congelados en Casa.

Pescados, mariscos, carnes, entrantes y postres que llegarán a tu casa con la garantía que ofrece siempre Frostpoint.

Aperitivos

Mariscos y pescados

Cárnicos