logistica-4.0

Estamos en plena era tecnológica. No es de extrañar que si ha envuelto todos los ámbitos que conocemos también tiene cabida en la logística. Actualmente hablamos de la logística 4.0.

A lo largo de la historia, todos los avances tecnológicos que han aparecido se han ido aplicando a la logística y al transporte.

Hace solo unos años para planificar cualquier viaje era necesario recurrir a una agencia de viajes. Debido a la complejidad que existía en agrupar conexiones de vuelos o trenes y el regreso, era necesario que nos lo programaran.

Evolución de la logística

Comparado con hoy donde con sólo una búsqueda en Google nos ofrece la posibilidad de combinar vuelos o trayectos a los destinos deseados.

No sólo eso sino aunando diferentes opciones horarias, económicas, recibir las tarjetas de embarque o hacer que te lleguen las alteraciones de vuelos a tu móvil. La tecnología ha conseguido una conectividad y flujo perfectas.

Del mismo modo que sucede en el transporte de personas, con la aparición de la Logística 4.0., estamos obteniendo el en transporte de cargas o mercancías una evolución muy grande.

Se hace un seguimiento del producto en tiempo real, con alertas y flujos de trabajo digitalizados, y todo ello centralizado.

¿Qué significa esto para el fabricante, el remitente y el agente logístico actual?

Básicamente que la planificación de una ruta desde el origen hasta su destino está evolucionando rápidamente hacia un proceso moderno y conectado.

Panorama actual en la logística 4.0

Antiguamente las rutas comerciales bien trazadas y preparadas han dominado el mundo del transporte marítimo. Es cierto que hace unas décadas la gestión de la cadena de suministro también estaba menos globalizada, estas rutas eran eficientes en ese momento pero no en el actual.

Por suerte la complejidad en expansión de rutas comerciales modernas se han encontrado con la expansión en la conectividad y la integración con la nueva logística.

Contenedores inteligentes, palets inteligentes, flotas conectadas digitalmente, puertos totalmente digitalizados y elementos que podemos consultar nosotros mismos con un simple móvil.

Para envíos procedentes de la otra parte del mundo, gracias al seguimiento digital, podemos saber en cualquier momento su punto exacto. Además conocemos otros factores importante como por ejemplo la temperatura dentro de los contenedores para asegurarnos de que nuestra carga llega en perfectas condiciones.

De lo anteriormente citado podemos hacernos una idea de la cantidad de datos que se obtienen de todos estos movimientos, recepciones, rutas, incidencias, etc…

Cuando hablamos de Logística 4.0 no hablamos sólo de datos, si no de darles significado y sentido.

Por ejemplo con la actualización del precio real de rutas podemos mantener costos bajos asegurándonos la capacidad de carga y sus condiciones con los costos más bajos del mercado.

Alquiler de vehículos, conductores, rutas disponibles, etc,  ayudan a las empresas a tener agilidad y flexibilidad a la hora del envío de mercancía y productos.

Beneficios de implantar la Logística 4.0

Al implantarse la logística 4.0 las comunicaciones tanto entre el emisor y el receptor aumentan. Provocando una gran capacidad de reacción ante el enfrentamiento de un problema, como puede ser una huelga mientras tu mercancía esta a bordo, o por ejemplo, la ocupación de espacio en un almacén cuando ese producto se esta necesitando justo en otro sitio.

Actuaciones que antes no se podían prever provocando en muchos casos retrasos, desperfectos en la mercancía transportada, y otros problemas que repercutían en costes económicos, ahora podemos controlarlos.

Los frigoríficos españoles están almacenando producto para el canal Horeca al que no pueden servir y sufren una alta rotación en productos de alimentación

La crisis sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19 está poniendo a prueba la cadena logística del frío en España. Los niveles de ocupación de los almacenes frigoríficos españoles son muy altos, según los colectivos del sector, que están lidiando con diversos problemas que está sufriendo el transporte a temperatura controlada en nuestro país. Las dificultades y desequilibrios en el transporte de mercancías refrigeradas han aportado una tensión inesperada a las instalaciones frigoríficas.

 

Los niveles de ocupación de los almacenes españoles se sitúan entre el 80% de los más bajos hasta llegar al 100% e incluso el 120% de capacidad en algunos frigoríficos situados en zonas de gran demanda. Por un lado, los almacenes que ofrecían servicio al canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), se ven en la necesidad de almacenar producto para su venta posterior, no solo de aquellos que no tienen salida, sino también de las compras que se realizaron antes del inicio del estado de alarma y estaban de camino en contenedores marítimos o fletes comerciales.

 

Y por otro lado, las plataformas destinadas principalmente a la distribución alimentaria han sufrido una enorme rotación de productos con el consiguiente almacenaje en gran volumen para mantener la tensión de la cadena de suministro y evitar roturas de stock. Pan, incluyendo bollería, los lácteos (yogures, quesos y loncheados), los pescados congelados y la carne y la verdura a granel son los principales productos más almacenados. En el lado opuesto, los mariscos que tienen “movimiento cero” según colectivos del sector.

 

Apuntamos a espacios que puedan quedar libres en zonas céntricas para reconvertirse en puntos de recogida

La crisis del coronavirus ha “acelerado” la demanda de espacios logísticos, locales y naves en las coronas metropolitanas. Destacamos que más allá de una “tendencia coyuntural”, se espera que la situación se mantenga más allá, en función de los nuevos hábitos de consumo.

La evolución del comercio y los hábitos de consumo van a reforzar este comportamiento en el terciario. Además, muchos locales y espacios que ahora pueden quedar libres en zonas céntricas de grandes ciudades pueden reconvertirse en puntos de recogida y gestión logística.

Más actividad del ‘e-commerce’

La Organización Empresarial de Logística y Transporte cifra en el 50% el incremento de los envíos procedentes del e-commerce en las últimas semanas a raíz de la pandemia de coronavirus y la restricción de movimientos por el estado de alarma. Así,  destacamos que estos cambios se traducen en nuevas necesidades inmobiliarias.

Las operaciones en marzo y abril siguieron la tendencia alcista de los meses anteriores pese a la reclusión y las búsquedas de naves se dispararon un 40% en ambos meses respecto a los dos primeros meses del año.
En cuanto a los inmuebles más demandados, sube la búsqueda de naves principalmente en las provincias de Toledo (+560%), Navarra (+160%), Segovia (+150%), Teruel (+150%) y Albacete (+130%), comparando las búsquedas durante el confinamiento con las de antes del Covid-19. Este incremento en búsquedas de naves se da especialmente fuera de las principales ciudades, en las coronas metropolitanas (+700% en Illescas a las afueras de Madrid o +300% en Reus, Tarragona).

Uno de los grandes afectados por el cambio en el ámbito de comercio minorista serán los centros comerciales, que poco a poco se prevé que vayan adaptando su actividad a las nuevas necesidades y demandas del mercado.

camion Empresa de Transporte de Congelados en Andalucía

Las empresas de transporte con cadena de frío permiten transportar mercancías, generalmente perecederas, manteniendo intactas sus características.

Esto es lo que se conoce como logística del frío. Engloba todas aquellas actividades que garanticen la calidad y correcta conservación de productos como alimentos o medicamentos a lo largo de todo el proceso de distribución.

Por ende, en función de los requerimientos de la mercancía, la normativa ATP establece el tipo de vehículo autorizado para realizar el transporte. Esta normativa es aplicable a viajes terrestres, marítimos y aéreos.

Es el tipo de transporte que más riesgos conlleva, ya que un mal funcionamiento tanto del medio como de la cámara de frío provocaría el deterioro o la pérdida de la carga. Este tipo de servicios multiplica sus riesgos en trayectos internacionales, donde los riesgos aumentan al tratarse de distancias mayores.

Así pues, en la actualidad, son pocas las empresas de transporte con cadena de frío. Sin embargo, en FrostPoint ofrecemos este servicio. Estamos especializados en operaciones de almacenaje y distribución dedicadas y compartidas para asegurar que la mercancía llegue a su destino en condiciones de temperatura óptimas.

IMPORTANCIA DEL BUEN HACER EN EMPRESAS DE TRANSPORTE CON CADENA DE FRÍO

Antes de nada, es preciso entender en qué consiste la cadena de frío. Se trata del proceso o el conjunto de procesos por el que las mercancías son congeladas o refrigeradas. Esto es, sometidas a unas condiciones de temperatura controlada para su transporte. A continuación, vamos a detallar qué diferencia hay entre ambos estados.

• Refrigeración: es un método para transportes de no demasiada duración. Es decir, entre unas horas y unas pocas semanas. Las temperaturas oscilan entre los 0º y los 10º

• Congelación: es un método para una conservación más. Largo plazo. Por tanto, las temperaturas son inferiores a los 0 °C.

Estas temperaturas deben ser mantenidas a lo largo de todo el trayecto. En caso contrario, se rompería la cadena de frío. Las consecuencias de romper la cadena de frío, detectable en el caso de los alimentos, no tanto en el de los medicamentos, puede resultar en pérdidas económicas, pero también en un problema de salud.

Por tanto, las empresas de transporte con cadena de frío deben asegurarse de que sus operativas logísticas cuiden cada detalle.

Así pues, en Frostpoint logística contamos con avanzados sistemas que monitorean y controlan todos los procesos críticos en la recepción, manipulación y almacenaje de productos y pedidos.

logistica y transporte

Descubre si tu negocio está sometido a los engaños del pasado y libérate ofreciendo una verdadera experiencia de entrega

Logística es una palabra llena de significados. En la Antigua Grecia, los oficiales militares con el título Logistikas eran responsables de los asuntos financieros y de distribución de suministros.

Hoy, esa palabra nos da la impresión de ser algo burocrático, lento, costoso y aburrido. Pero, ¿y si te dijeran que eso no es verdad?

La logística está rodeada de mitos que necesitan acabar ahora. Hemos seleccionado las 10 mayores falacias sobre este sector y vamos a demostrar que es de dinosaurios seguir creyendo que son verdad.

1. La logística no interfiere en la fidelización del cliente

Si todavía piensas eso es porque no percibes cómo la logística puede ser tu aliada en la relación con tus clientes. La tan esperada entrega del producto es fundamental dentro del proceso de compra y es parte de la experiencia que el consumidor tiene con tu marca. Sorprender en ese momento significa conquistarlo. Apuesta por una experiencia de entrega que concuerde con tu marca.

2. Es posible hacer seguimiento del paquete sin tecnología

¿Cómo? Si no tienes un sistema que le informe al cliente dónde y cuándo se entregarán sus productos ¿cómo se puede realizar un seguimiento completo? Los procesos manuales generan ineficiencias que pueden resolverse fácilmente con la ayuda de tecnología.

3. Las rutas no necesitan planificación

Si no puedes planear tus rutas con antelación, debes utilizar un sistema de enrutamiento eficaz. De lo contrario, gastarás mucho tiempo y recursos en rutas no optimizadas, causando ineficiencia logística.

4. La logística de calidad es muy cara

¿Qué consideras caro? ¿Perder tiempo es caro? ¿Utilizar recursos de forma inadecuada es caro? ¿Perder clientes es caro? Con certeza tener una logística automatizada y que proporciona una verdadera experiencia tecnológica de entrega no es caro.

5. La logística es un problema que debe resolver el cliente con el transportista

Si crees que tu marca no se afectará cuando tu cliente esté insatisfecho con el transportista ¡estás equivocado! Lo que puedes hacer es que tu destinatario se responsabilice de la entrega permitiéndole verificar información, corregir errores, ponerse en contacto con el repartidor para coordinar, precisar el momento de entrega y resolver cualquier imprevisto. ¿Cómo? Con rastreo interactivo.

6. Envíos gratis

Todo el mundo adora la idea de cosas gratis, pero eso no existe. Alguien siempre está pagándolas y en ese caso es el consumidor. Entonces, ¿por qué no mostrarle que pagar por un envío de calidad es más ventajoso que la falsa idea de un despacho gratuito que tarda mucho?

7. El rastreo no es en tiempo real

Te engañas si piensas eso. El seguimiento en tiempo real de las entregas no sólo existe ahora, sino que además puede ser interactivo. Imagina esto: tu cliente rastrea la entrega, corrige información y conversa con el entregador para lograr obtener su compra en el momento ideal.

8. Necesitas tener tu propia flota

¿De dónde surge esa idea? Para tener una logística eficiente no es necesario tener tu propia flota, porque puedes contar con comunidades colaborativas. Contar con personas que aprovechan el espacio inutilizado de su vehículo para transportar productos es lo que permite la economía colaborativa. Así es posible que tengas acceso a todo tipo de vehículo, sin ser propietario de ninguno de estos.

9. Las pequeñas empresas son rehenes de los servicios de correo

¡No te engañes! Tu empresa ya no necesita depender de solo una alternativa para entregar. Ahora no sólo es posible, sino que es más viable, que los negocios que más necesitan crecer cuenten con la ayuda extra de empresas disruptivas. En esa lista, tenemos a Shippify ¡por supuesto! 🙂

10. Cuanto más rápido mejor

No sirve de nada que una entrega sea súper rápida si el cliente no tiene a nadie para recibir el producto. Mejor que una entrega rápida, es una entrega hecha en el momento ideal, que siempre es el mejor para tu cliente.

Mito bono

Es imposible hacer una entrega de calidad en Latinoamérica.

¿Puedes imaginar que todavía hay personas que creen esos mitos? ¿Qué tal si dejamos de decir que lo que sucede afuera es mejor que lo que pasa aquí? En Latinoamérica sí existen soluciones que posibilitan una verdadera entrega de calidad y estamos aquí para hacer mucho más que eso. Además de hacer de tu logística una nueva herramienta de marketing para conquistar el corazón de tu cliente, transformamos datos en soluciones logísticas para tener ciudades inteligentes.

logistica

Uno de los sectores que más ha destacado durante las últimas semanas ha sido sin duda el logístico, que ha permanecido en continua actividad desde el inicio del estado de alarma como nexo imprescindible entre los hogares y los productos de primera necesidad. Por eso, la consultora inmobiliaria privada internacional Knight Frank destaca el buen momento que ha vivido este segmento durante el primer trimestre del año.

Los operadores ya estaban contratando a principios de año más superficie, en una carrera por responder rápidamente a las necesidades de almacenamiento y distribución. Tal y como apunta la consultora, durante los tres primeros meses en Madrid se registró una absorción cercana a los 120.000 metros cuadrados, un 18% más que en el mismo periodo de 2019, mientras que en Barcelona la contratación se aproximó a los 105.000 metros cuadrados.

En este periodo la renta prime permaneció estable en Madrid y Barcelona, al igual que la tasa de disponibilidad, que mostraba una escasa oferta en los principales núcleos logísticos, de un 6% y 3,5% respectivamente.

En los tres primeros meses, Madrid registró una absorción cercana a los 120.000 metros cuadrados, un 18% más, mientras que en Barcelona la contratación se aproximó a los 105.000 metros cuadrados

El primer trimestre del año cerró además con una inversión en activos logísticos de más de 210 millones de euros, superando la media registrada en el mismo periodo de los últimos diez años. En el caso de Madrid esta cifra se situó a 31 de marzo en 105 millones, un 26% más que en 2019.

La previsión es que la inversión crezca también en los próximos meses, ya que, a pesar del confinamiento, desde el inicio de la crisis sanitaria en España se han cerrado operaciones por un valor superior a 60 millones de euros. Además, operaciones que estaban en marcha y han tenido que retrasarse por esta situación, sumarían más de 300.000 metros cuadrados.

Como señalan desde Knight Frank, se espera que estos activos sigan atrayendo a los inversores, entre otros motivos, por la importancia que ha adquirido este segmento tras la situación provocada por el Covid-19. A esto se suma que España es el país europeo con más población viviendo en ciudades (el 80% de la población), lo que hace prever un aumento exponencial de la demanda de activos logísticos de última milla.

Se ha visto una clara tendencia por parte de grandes empresas de alimentación de adelantar su estrategia de venta online durante estos últimos meses, con operaciones que se iniciaron poco antes del Covid-19. Es el caso, por ejemplo, de Mercadona en Gavilanes (Madrid), o Carrefour en Azuqueca de Henares (Guadalajara); pero también durante el estado de alarma, como es la operación de DIA en Illescas (Toledo).

Esta tendencia se extenderá a otros sectores que tendrán que adaptarse a la nueva situación, generando nuevas estrategias en su cadena de suministro y, consecuentemente, buscando nuevos almacenes, más flexibles, eficientes y con características especiales.

“Solo en estos tres últimos meses España se ha posicionado en volumen de ventas de productos de gran consumo por delante de países europeos que ya tenían un mercado más maduro”, explica el director de industrial y logística de Knight Frank, Alejandro Vega-Penichet, quien recuerda que en este mes de abril dichas ventas se han duplicado por encima del 3% en comparación con el 1,5% respecto al mismo mes del 2019.

 

FUENTE:INFORETAIL

sector congelados

Reclama medidas urgentes de choque para paliar el impacto del estado de alarma

La asociación Frozen España, que aúna a más de 200 empresas del sector del congelado, pide al gobierno la adopción medidas urgentes de choque para paliar el impacto de la declaración del estado de alarma y la paralización empresarial.

“Desde la Asociación Frozen España apelamos a la sensibilidad del Gobierno así como a la urgencia en la toma de medidas y decisiones para paliar los efectos de esta crisis, en la que la solidaridad de todos marcará el antes y el después”, han apuntado en un comunicado.

La preocupación generalizada de los empresarios, distribuidores y fabricantes del congelado, viene a coincidir en la falta de adopción de medidas de choque que alivien la tensión de tesorería y la falta de ingresos que está provocando esta crisis generada por el coronavirus.

Frozen España pide el establecimiento de un procedimiento ágil y rápido que flexibilice los requisitos de los ERTEs, para mantener los ingresos de las familias españolas

El sector de la distribución y fabricación de alimentos congelados y ultracongelados se ha visto especialmente afectado por el decreto del estado de alarma ya que ordena el cierre inmediato de establecimientos de comercio minorista de hostelería así como instituciones educativas (y sus comedores), aglutinando casi la totalidad de la cartera de clientes, que han tenido que suspender su actividad.

De este modo, los empresarios temen no poder hacer frente a la avalancha de impagos a proveedores, de clientes o incluso a sus propios empleados. Además, según informan desde la asociación, tampoco pueden “asegurar el cumplimiento de los plazos previstos para los expedientes de regulación temporal de empleo en cuanto su excepcionalidad requiere de la declaración de fuerza mayor por parte de la autoridad laboral que en este caso omite la norma publicada el pasado sábado”.

Por ello, la asociación solita al Gobierno la suspensión de las obligaciones de pago a la Administración, incluidos impuestos, cotizaciones sociales, así como las tasas de los autónomos que individualmente ejercen esta profesión, todo ello con la finalidad de minimizar el impacto de la paralización empresarial de comercios de hostelería y educativos que afecta de lleno a la actividad de distribuidores y fabricantes.

Asimismo, reclaman una bonificación de las facturas de suministros hasta que no se levante la situación de estado de alarma; la suspensión de pagos de pólizas mercantiles, de créditos o préstamos destinados a la financiación de la actividad empresarial; el establecimiento de un procedimiento ágil y rápido que flexibilice los requisitos de los ERTEs, para mantener los ingresos de las familias españolas y frenar el nefasto impacto de esta crisis en todo el tejido empresarial; y que urja a las autoridades laborales a la declaración de la situación como de fuerza mayor.

logistica y coronavirus

Uno de los sectores que más estamos ayudando en la situación actual de confinamiento es el de la logística y transporte. La exigencia en logística y distribución esta plasmado cada día en plazos de entrega más cortos, horas exactas de llegada a destino, garantías de disponer siempre de existencias, etc.

La mayor presión, viene directamente dada por la responsabilidad que tenemos los profesionales del sector logístico de garantizar el suministro y abastecimiento (especialmente de productos alimentarios).

Desde FrostPoint pensamos que es la sociedad la que ha de aprender a no generar situaciones que puedan tensar a las cadenas logísticas y a todos los implicados sin motivo ya que desde primera hora se ha asegurado la garantía en el suministro. Aquí lo importante no es tanto el plazo de entrega, sino la seguridad en la cadena de transporte.

Estamos reconociendo la labor de los sanitarios y de los empleados de alimentación, pero también reconozcamos la labor de uno de los eslabones más débiles de la cadena: Los profesionales del transporte que se dejan la piel por las carreteras españolas para garantizar que los productos lleguen a su destino y que tienen como objetivo cubrir las necesidades de sanitarios y consumidores.

Un esfuerzo logístico muchas veces despreciado

Esperamos que cuando esto acabe, seamos compresivos y conscientes de que cuando compramos en una tienda online, gran parte del proceso y del trabajo que hay detrás se traduce en un esfuerzo logístico que en muchas ocasiones despreciamos.

Deseamos que que esta crisis no dure mucho, pero que tras ella podamos sacar un aprendizaje que nos permita estar mejor preparados si tenemos que volver a una situación con unas características similares.

Tras formularnos esta y otras cuestiones, queremos plantear la posible evolución en la gestión de las cadenas de logística de las que FrostPoint formamos parte y llevamos aplicando desde nuestra creación como empresa.

a donde se dirige el sector logistico

¿A dónde se dirige el sector logístico?

Podemos nombrar 4 grandes ejes y desarrollarlos, como son sostenibilidad, tecnología, flexibilidad e innovación.

La sostenibilidad es posible que sea uno de los factores donde posiblemente más evolucionemos de cara a los siguientes 10 años, y es objetivo y lógico subrayar que es donde apuntan la mayor parte de empresas de diferentes sectores. En nuestro caso no es acuciante tan solo en el tema de transporte o mercancía, sino también y más importante también lo es del packaging.
Para resolver estos problemas tomamos medidas diarias en los procesos logísticos haciendo una clara incidencia en el medioambiente. Pensamos que es uno de los ejes más importantes que debemos desarrollar de aquí a los siguientes 5 años.

Otro de los aspectos que debemos trabajar y que va de la mano con la sostenibilidad es la innovación y tecnología en las mecánicas de suministro. Debemos asumir que en los próximos años se acelerará la automatización en almacenes y será más común el uso de sistemas digitales que aumenten la seguridad y productividad. En FrostPoint tenemos en cuenta que el BLOCKCHAIN tendrá una incidencia clara en la cadena de suministro a posteriori y eso nos lleva a tener en cuenta que es importante incorporar a profesionales cada vez más preparados propiciando un cambio de mentalidad en el sector.

Para terminar queremos destacar que es necesario disponer de la flexibilidad en las cadenas de suministro, así como de una gran capacidad de adaptación a un mundo cambiante. Esto es de destacar en el crecimiento que experimenta el mundo online, donde la gestión de las cadenas de suministro y logísticas se han convertido en un área fundamental y ahora más en situaciones como la que estamos viviendo.

Conclusiones para el futuro

En conclusión podemos afirmar rotundamente que si ya de por sí, la gestión logística avanza a pasos agigantados y nos parece una actividad apasionante que en el futuro, va a convertirse en un área de mayor interés para todo el mundo.

Hoy, gracias al confinamiento, nos estamos percatando de la importancia y del enorme esfuerzo que conlleva el trabajo logístico para que podamos conservar nuestro modo de vida actual. Es menester que agradezcamos la gestión a todos los profesionales que trabajamos en la cadena alimentaria y que aún en plena crisis, estamos aprendiendo y mejorando nuestros sistemas de mercancía y logísticos para posibles situaciones similares en el futuro.

Los profesionales de la logística hacemos en muchas ocasiones un trabajo que no se ve, pero que esta siendo fundamental en el mundo actual para evitar una crisis de suministro mayor. Pensemos en ello, para cuando esta crisis acabe, y encontremos a trabajadores del transporte en carretera dejándose la piel para mantener nuestro suministro y que en el que a día de hoy su importancia y esfuerzo pasan inadvertidos para la mayoría de nosotros.

almacen Empresa de Transporte de Congelados en Andalucía

Frostpoint es una empresa que se dedica al transporte de productos a temperatura controlada garantizando la cadena de frío. Contamos con personal 100% cualificado para la manipulación de la recogida y entrega.

¿Cuál es nuestro protocolo para asegurar la calidad del servicio?

El personal utiliza los EPI adecuados a cada situación:

  • Calzado

  • Guantes

  • Chaleco reflectante

  • Chaquetón de Frio…

Al trabajar con el transporte y la distribución de productos congelados (pescados, mariscos, carnes, vegetales, etc.) Nuestro equipo dispone de formación de manipulador de alimentos y el carnet homologado de carretillas.

protocolo congelacion

A la hora de la recogía y entrega de las mercancías, el protocolo es:

Carga

  • Preenfriar el vehículo a temperatura del muelle de carga.

  • Abrir las puertas solo en la cargar y descarga

  • El conductor debe estar presente en todas las tomas de temperaturas.

  • Asegurar la carga

Transporte

  • El cargador deberá la temperatura de la consigna

  • El registrador debe verificar las temperaturas cada 15´

  • Los camiones están diseñados para mantener la temperatura, no para enfriar.

Descargar

A la hora de la descarga se debe de tomar la temperatura nada más abrir las puertas, dentro del camión, en presencia del conductor.

cadena de frio

Pronto llegará la primavera y con ella el aumento de temperatura ambiente, que llega a su máximo en el mes de julio. En Madrid, al sol, un vehículo supera fácilmente los 40ºC; con este aumento de temperaturas se agudiza el problema del mantenimiento de temperatura en el transporte y distribución de alimentos a nivel local, donde frecuentemente el número de entregas superan los 40 puntos por vehículo y día.

La Reglamentación Técnica Sanitaria de transporte de alimentos a temperatura regulada, y el Acuerdo sobre Transportes internacionales de Mercancías Perecederas y vehículos especiales utilizados en estos transportes (A.T.P.), establecen 2 tipos básicos de vehículos en función de la fuente de frío utilizada:

  • Frigoríficos: Disponen de un dispositivo de producción de frío.
  • Refrigerantes: No disponen de dispositivo de producción de frío; en su lugar presentan una fuente de frío como por ejemplo, hielo, placas eutécticas o gases licuados.

La diferencia fundamental entre ellos es que mientras en los frigoríficos se puede decir que el frío que producen es inagotable, en los refrigerantes su frío se agota con el paso del tiempo. Tal vez sea éste el motivo por el que la mayoría de los transportistas de vehículos que se deciden a realizar distribución de alimentos a nivel local, se decantan por la colocación de un equipo frigorífico antes que de uno refrigerante. Otros transportistas utilizan vehículos ISOTERMOS, los que ni siquiera tienen fuente de frío. Esto es admitido por la legislación, aunque bajo algunos condicionantes como son:

  • La duración del transporte será limitada o la temperatura ambiente próxima a la exigida para los alimentos en cuestión.
  • Siempre en el momento de la descarga la temperatura de los productos estará dentro de la exigida para ese producto en su legislación aplicable. Este último requisito hace prácticamente insostenible la utilización de los vehículos sólo isotermos en verano, salvo que a dicho vehículo se le añada una fuente de frío adicional, por ejemplo hielo en productos de la pesca, o PCM (materiales de cambio de fase, esto es, los típicos bloques de plástico autorizados para alimentación conteniendo líquido refrigerante).

Una vez descartados los vehículos isotermos¿qué es mejor?, ¿un potente equipo frigorífico reforzado FRC, que además, al menos teóricamente, puede funcionar de forma independiente al motor?, o por el contrario ¿un vehículo refrigerante, que en la actualidad prácticamente sólo se utiliza para productos ultracongelados y helados?

Si usted ha respondido que prefiere un moderno equipo frigorífico reforzado tipo C (FRC), le diré que está usted en lo cierto, siempre y cuando cumpla con varias premisas:

  • El equipo debe encenderse como regla general al menos media hora antes, con el fin de preenfriar la caja del vehiculo.
  • Y además debe dejarlo encendido hasta la última entrega de la mercancía.
  • También debe regularlo por debajo de 0ºC, ya que si la temperatura exterior fuera de 40ºC al sol, el vehículo se calentaría y el aire que entra cada vez que usted abra las puertas para descargar, será aire a esa temperatura. El hecho de regular su equipo para alcanzar temperaturas por debajo de 0ºC, le puede ocasionar algunas incidencias en la carga de mercancías perecederas, como la desecación de las piezas donde incida directamente el caudal del aire frío o también la congelación de dichas piezas, si dicho caudal es lo suficientemente frío para producirla, causando defectos de calidad en los productos. Estos defectos pueden prevenirse mediante una adecuada estiba o colocación de la mercancía en la caja del vehículo.

Tiene que tener en cuenta que si su equipo de producción de frío no funciona de forma independiente al motor, cuanto más tiempo esté parado, más frío va a perder. A modo de ejemplo, si la media de cada parada es de sólo 5 minutos, durante una mañana en la que usted haya servido a 40 clientes, habrá tenido el equipo sin funcionar un total de 3 horas y 15 minutos. En otras palabras, la experiencia nos dice que estos equipos funcionan bien siempre que el número de entregas sea escaso.

Si usted ha respondido que prefiere un vehículo refrigerante, le diré que también está en lo cierto, ya que curiosamente este vehículo o contenedor tiene la ventaja de que la fuente de frío no se apaga con el motor, y además no hay tanta transferencia de calor por convección; recuerde que las sustancias que se utilicen debe estar en concordancia con la temperatura del alimento que intentamos mantener en la caja del vehículo.

Así pues ¿vehículos refrigerantes o frigoríficos?

Influyen demasiados factores para dar una respuesta concreta. Si bien se conocen las fórmulas de la física que nos permiten saber qué cantidad de frigorías debe tener un equipo frigorífico para ser clasificado posteriormente dentro de un tipo A,B,C,D,E ó F; se desconoce el resto de elementos, como la masa inicial que se carga, la temperatura de carga del alimento, la masa de entrega media del producto por punto, números de puntos de entrega, tiempo que el equipo va a estar desconectado durante las entregas, superficie de intercambio del alimento, etc.

Pero ¿hay alguna forma de asegurar que los productos no sobrepasen las temperaturas para el transporte? Pues sí, la única forma que tenemos para garantizar la cadena de frío es usar fuentes de frío que no dependan del motor del vehículo. Aquí entran en juego los PCM, que no son nada nuevo, de hecho en la mayoría de los hogares existen estos PCM en sus neveras (esos geles de color azul que usamos para llevar los refrescos fríos al campo, eso son los PCM, que los hay de varios tamaños y temperaturas de fusión); su uso está especialmente recomendado en aquellos equipos frigoríficos que por el número de entregas o por la poca cantidad de alimentos que se transportan o gran superficie de los mismos, el equipo de frío no es suficiente. Su mayor aplicación estaría dentro de los vehículos isotermos, ya que aportarían la fuente de frío necesaria para mantener constante una temperatura adecuada.

En definitiva, la única forma de asegurar la temperatura en el transporte de productos perecederos es aportar más frío que el calor que se gana debido a las elevadas temperaturas ambientales en verano. En el caso de que su equipo no aporte las frigorías suficientes, use PCM como fuente adicional de frío.

 

Fdo: José Raul Ciruelos Serrano. Departamento de inspección central, aguas de consumo y transporte alimentario

 

Fuente: MadridSalud